Booking.com

jueves, 7 de enero de 2016

Los mejores cereales para tu desayuno o merienda

Seguramente os habéis escuchado que los cereales son fundamentales en un buen desayuno al igual que en una dieta equilibrada, sin embargo, al momento de escoger la opción adecuada encontramos una amplia y muy grande variedad que puede confundirnos. Por ello, hoy te ayudamos a elegir los mejores cereales para tu desayuno o merienda.


Más simplicidad y más y mejores nutrientes

Una regla básica para escoger los mejores cereales para tus comidas o platos, es buscar la simplicidad, pues son éstos los ejemplares con más nutrientes.
Por ejemplo, los cereales industrializados, con agregados de colores y sabores varios suelen ser los más cargados de azúcar, grasas y calorías, así como también, con gran cantidad de químicos innecesarios para el organismo.
Por el contrario, los cereales naturales, sin sabor, sin azúcar, sin colores ni agregados, son generalmente las opciones que más conservan sus propiedades originales, tales como mayor cantidad de vitaminas y minerales, más fibra, menos grasas malas y más grasas buenas y más proteínas e hidratos complejos para la dieta.
Con esta regla siempre en mente es que debemos ir al supermercado y escoger el mejor cereal para nuestra mesa, teniendo en cuenta además otros factores como nuestros gustos y preferencias, la forma de preparación y/o cocción, la presencia o ausencia de gluten, entre otros.

Los mejores cereales para tu desayuno y/o merienda

Seguramente ya sabéis que los cereales no son simplemente esos envasados que encuentras en el supermercado, sino también, el arroz, las harinas, los salvados y otros.
Así, teniendo en cuenta que hay una gran variedad de cereales que podemos escoger y recordando la regla básica que describimos anteriormente, os nombramos algunos delos mejores cereales que puedes elegir para sumar a tu mesa:
  • Avena: es un alimento rico en proteínas vegetales, alto en fibra y con un porcentaje moderado de grasas buenas. Pero además, ofrece potasio, selenio, calcio, hierro y vitamina E con función antioxidante. Contiene gluten por lo que no es apto para celíacos pero se prepara muy fácilmente, con leche, zumo de naranja, agua o huevos.
  • Quinoa: se puede cocinar igual que el arroz, es un cereal muy rico en proteínas y fibra por lo que brinda mucha saciedad, y también, aporta hierro en considerables cantidades. No posee azucares pero sí hidratos complejos y duplica su volumen al cocinarse por lo que posee baja densidad calórica. Además, no contiene gluten.
  • Salvados: pueden ser de avena o de trigo, o de otros cereales, y poseen un extra de fibra respecto a los cereales en sí mismo, además, ofrecen antioxidantes, fósforo, potasio, selenio y vitaminas varias para la dieta. Pueden sumarse al yogur, a la leche o cualquier otra preparación que realicemos.
  • Arroz: elaborado con leche o en medio de un pastel o tortitas de desayuno, podemos usar el arroz como tal, integral o su harina. Es una opción con menos fibra que las anteriores y con escaso aporte proteico, pero con hidratos de buena calidad, sin azúcar y con vitaminas del complejo B para la dieta.

  • Sémola de trigo o cous cous: se hidrata fácilmente en leche al igual que la avena, es una opción rica en fibra, con un considerable aporte proteico y con variedad de vitaminas y minerales aunque no en elevadas proporciones. Posee gluten y resulta muy versátil y sencillo de utilizar.
  • Cereales comerciales sin colores ni sabores: si nuestra opción es un cereal comercial, es fundamental escoger aquellos sin colores ni sabores, pues son los que menor cantidad de agregados poseen, aunque la mayoría contienen azúcares y sodio en elevadas proporciones. Por eso, es importante mirar su etiquetado y escoger aquellos con mayor proporción de fibra y con menos grasas, sodio y azúcar por cada 100 gramos.
Así, teniendo en cuenta la regla anteriormente nombrada, es muy fácil darnos cuenta que los mejores cereales para nuestro desayuno y/o merienda son aquellos naturales, integrales y no los procesados o comerciales.
Con estos tipos de cereales podemos incluir más y mejores nutrientes a la dieta y también, reducir las calorías derivadas de azúcares, grasas y sodio que en nada benefician la salud ni la estética.
Además, lograremos saciarnos fácilmente con su ingesta y eso ayudará a controlar el consumo de alimentos en comidas posteriores, por lo tanto, estos cereales no sólo son de mejor calidad sino que además colaboran en el control de la cantidad que comemos, por lo que pueden ser ideales para quienes buscan perder peso.
Ya sabes, sigue la regla de la simplicidad y podrás elegir los mejores cereales para tu desayuno y/o merienda fácilmente sin que éstos entorpezcan tu objetivo de estar en forma y saludable.
Imagen | Pixabay

No hay comentarios:

Publicar un comentario