Booking.com

sábado, 27 de febrero de 2016

Alessandro Michele y Peter Dunda dos diseñadores con alma barroca en la MFW

Las nuevas colecciones para el próximo otoño-invierno 2016-2017 de Gucci y de Cavalli parecen haber echado mano de la herencia de estas icónicas marcas, reinventando prendas pertenecientes a sus archivos

Las nuevas propuestas parecen tomar prestadas prendas de aquí y de allá para dar vida a nuevos outlooks mediante un juego anárquico que desprende libertad, diversión y emancipación.

Alessandro Michele para Gucci



Para su nueva colección Alessandro Michele ha pasado un repaso a todas las épocas, viajando a través de una especie de máquina del tiempo para volver al Renacimiento, a la era Victoriana y también al Studio 54 de Nueva York a través de 67 looks donde no han faltado los volantes en cascada y los brocados.
La nueva colección es un asalto visual en todos los sentidos, con efectos de trampantojos y adornos como borlasflecos, plumas de marabú y profusión de bordados. Los sombreros de inspiración canadiense a lo Pharrell Williams merecen una mención aparte. Aunque también se vieron gorros de punto, y gorras de béisbol con pompones.
Los abrigos se alternan con capas de piel, chaquetas de inspiración oriental, y chaquetones de fantasía que recuerdan un poco a los kimonos. Los pantalones cada vez más amplios, acampanados o con el largo hasta el tobillo.
Alessandro Michele ha contado para esta colección con la inestimable colaboración del artista Trevor Andrew a quien todo el mundo conoce con el cariños apelativo de Gucci Ghost. Con su arte y su talento Trevor fue reinterpretando el famoso logo de la casa formado por dos GG entrecruzadas con el que después confeccionaron prendas y accesorios.

Peter Dunda para Roberto Cavalli


Peter Dundas es otro que se ha dejado atraer por la opulencia barroca. Una colección repleta de prendas bordadas que eran una reminiscencia de la época rococó declinadas en chaquetas y en abrigos de pieles destinados a transmitir la idea de ese lujo excesivo que siempre ha caracterizado la estética italiana del pasado.
El hilo conductor de esta colección estaba en esa bufanda delgada que se ha visto en todas las pasarelas de moda masculina para la próximo temporada otoñal. Para lucirla bien nada como colocar o echar uno de sus extremos sobre un hombro.
Por encima de todo, cubriendo todo este fasto, capas y chaquetas militares que han sido confeccionadas proporcionándoles un irresistible toque decadente enfatizado por tonalidades en las que no faltaba el oro, el color púrpura o el color verde esmeralda.
Fotos | Cordon Press





No hay comentarios:

Publicar un comentario