Booking.com

viernes, 25 de marzo de 2016

El pan y otros alimentos que no engordan, sino que pueden ayudarte a perder peso

Hay, al momento de hacer dieta, muchos alimentos que necesitan ser reivindicados porque no sólo no engordan sino que pueden ayudarte a perder peso. a continuación os mostramos algunos ejemplos.

El pan y semejantes
Todo lo que deriva de las harinas pareciera estar contraindicado al momento de adelgazar, sin embargo, como hemos dicho anteriormente, sólo es cuestión de saber escogerlas.

El pan es el principal alimento maltratado en este sentido y uno de los grandes eliminados de la dieta cuando se intenta perder peso, sin embargo, sólo aporta unas 100 Kcal o menos por ración, no tiene azúcares sino hidratos complejos y casi no contiene grasas.
Además se ha demostrado que el pan es uno de los alimentos que más saciedad producen en nuestro organismo, y como estamos acostumbrados culturalmente a su habitual ingesta, también podría facilitar y volver más sostenible nuestro plan de adelgazamiento.
Como si fuera poco, un estudio comprobó que la ingesta de pan rico en fibra acentuaba la pérdida de peso en quienes intentaban hacerlo, y el consumo de pan blanco no obstaculizaba en absoluto el descenso de peso.
Por todo ello, incluir el pan en la dieta no sólo no engorda sino que además, puede ser de ayuda cuando intentamos adelgazar comiendo sano y disfrutando los alimentos.

El plátano, también injustamente maltratado
Dentro de las frutas el plátano siempre es el gran maltratado por su mayor contenido en hidratos que el resto de los ejemplares, sin embargo, es un alimento muy nutritivo, de baja densidad calórica y rico en variedad de vitaminas y minerales que favorecen el cuidado del organismo tanto por dentro como por fuera.
Asimismo, su ingesta ha demostrado inducir la liberación de serotonina, una sustancia que en nuestro cuerpo nos relaja, reduce la ansiedad y nos ayuda así a controlar el consumo de alimentos cuando no tenemos hambre, sino emociones que nos conducen a buscar comida.
Por otro lado también es un alimento muy saciante cuya textura cremosa y su sabor dulce natural puede ayudarnos a cocinar más sano, por ejemplo, en reemplazo de azúcar o mantequilla al elaborar platos dulces.
Además, una investigación comprobó que posterior a su consumo la ingesta calórica se reduce, en parte, debido a su bajo índice glucémico siempre y cuando escojamos un plátano no muy maduro que posee menos azúcares y mucho más agua y fibra en su composición.
Por estas razones, el plátano no debe ser eliminado de nuestra dieta si intentamos perder peso.

El chocolate, ¿único dulce saludable?
Cuando estamos en plan de adelgazamiento la ingesta de dulces debe ser limitada, pero quizá, el único permitido saludable que podemos darnos es la ingesta dechocolate.
Si escogemos chocolate con un alto grado de pureza estaremos sumando a la dieta buenos nutrientes y antioxidantes así como también, calmando nuestra ansiedad y los deseos de comer algo rico y placentero.
Además, se ha demostrado que su consumo un par de veces a las semana, como parte de la dieta habitual, mejora el perfil metabólico y puede ayudarnos a perder peso.
En Vitónica, también han comentado que la ingesta de chocolate no sólo no engorda, sino que hasta puede fomentar la quema de grasas.
Entonces, el chocolate, como el pan y el plátano son alimentos que no engordan sino que por el contrario, pueden ayudarnos a adelgazar de forma sana, sin prohibir ni erradicar ingredientes de nuestra alimentación cotidiana.
Bibliografía consultada | The American Journal of Clinical. Nutrition. 32: AUGUST. 1979, pp. 1703-1709; Eur J Clin Nutr. 1995, Sep;49(9):675-90; Food and Cosmetics Toxicology, Volume 12, Issue 1, 1974, Pages 107–113 Nutr Hosp. 2006;21(3):353-356, ISSN 0212-1611 • CODEN NUHOEQ, S.V.R. 318 y Arch Intern Med. 2012;172(6):519-521. doi:10.1001/archinternmed.2011.2100. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario