Booking.com

martes, 1 de marzo de 2016

¿Puede la comida generar adicción? Conoce los alimentos más adictivos

Tal como si fuera una droga, ¿puede la comida generar adicción? al parecer la ciencia indica que esto es posible y hoy te mostramos los alimentos más adictivosque deberías evitar en tu dieta si buscas comer menos o mejor cada día.

La comida y su poder adictivo
Ya hemos dicho que es posible la existencia de una relación similar entre la comida y nuestro cuerpo a la que existe entre la droga y nuestro organismo, sin embargo no todos los alimentos producen el mismo efecto.

El poder adictivo de las comidas está determinado por sus componentes y/o nutrientes, que en el cerebro inducen una respuesta similar a la de ciertas sustancias y/o activan circuitos de placer que nos incentivan a comer más y más, sobre todo, si estamos estresados o queremos sentirnos mejor.
Así, no cualquier alimento y/o preparación puede desencadenar comportamientos adictivos, sino que, se ha comprobado que el contenido de azúcares y/o grasas, así como el grado de procesamiento, son factores predictivos de adicción a la comida.
Además, los alimentos con estas características poseen alta concentración y se absorben rápidamente, tal como lo hacen las drogas con poder adictivo en nuestro cuerpo, por esta razón, son estas particularidades de las comidas las responsables de su poder adictivo.

Conoce los alimentos más adictivos
Teniendo en cuenta que determinadas preparaciones y/o alimentos pueden desarrollar en nosotros un comportamiento adictivo e incentivarnos a comer más y más de ellos, es importante conocer los alimentos más adictivos si buscamos cuidar nuestra alimentación para beneficiar la salud y nuestra estética mediante la dieta.
Entre los alimentos más adictivos se encuentran todos aquellos con alto grado de procesamiento, tales como la comida rápida en general, que además de tener grasas y/o azúcares en grandes proporciones, está rodeada de estrategias de marketing que pueden incentivar la conducta adictiva como ha sido estudiado.
Los dulces en general y las bebidas con azúcar, concretamente con sacarosa y no con endulzantes como el aspartamo, también pueden resultar adictivos al inducir una reducción del cortisol o del estrés en nuestro cuerpo según se ha comprobado.
Así, ante tan elevados niveles de estrés en la actualidad, comer alimentos con azúcar, que no sacian y se absorben rápidamente, y que además, nos ayudan a sentirnos mejor por reducir el nivel de estrés, se vuelven una droga perfecta para el organismo.
De igual manera, los alimentos concentrados en grasas tales como la nata, la mantequilla o semejantes, y más aun si se combinan con azúcares, pueden resultar adictivos.
Por supuesto, la evidencia señala que desarrollan en el cerebro una gran liberación de dopamina, tal como lo hacen las drogas, pero siempre y cuando se consuman en exceso este tipo de alimentos adictivos.
Los alimentos que además de tener azúcares y/o grasas son crujientes, también nos apetecen más según se ha demostrado, pueden calmar nuestra ansiedad y volverse más adictivos que aquellos crujientes pero ricos en fibra y/o en proteínas por ejemplo.
Teniendo en cuenta todos estos factores, podemos decir que los alimentos más adictivos cuyo exceso en nuestra dieta deberíamos evitar son:
  • Comida rápida en general
  • Helados de nata y con azúcar
  • Frituras en general
  • Dulces y/o chuchería
  • Pasteles dulces
  • Bollería industrial
  • Snacks comerciales fritos
Si queremos prevenir excesos en nuestra dieta y cuidar la línea así como la salud, debes saber que éstos alimentos adictivos son grandes enemigos de una buena alimentación, por lo tanto, lo recomendable es reducir su presencia en nuestra dieta.

¿Síndrome de abstinencia?
Tal como sucede con las drogas y otras sustancias adictivas, los alimentos con las características antes dichas, consumidos con frecuencia y en proporciones considerables, también pueden producir un síndrome de abstinencia en nuestro organismo cuando intentamos moderar su consumo.
Por supuesto, por tratarse de alimentos y no de drogas, es decir, por tratarse de comida que necesitamos a diario y que también es saludable que nos provoque placer, no podemos evitar su ingesta por completo, pero sí podemos y es aconsejable limitar su presencia.
Es decir, si queremos evitar excesos y/o comer más sano cada día, lo aconsejable sería limitar la frecuencia y cantidad de consumo de los alimentos adictivos que nombramos anteriormente, de manera de no sufrir un síndrome de abstinencia ante nuestros intentos de reducir su ingesta.
Ya sabes, la comida también puede generar adicción, pero no cualquier plato nos incentivará a comer más, sino que los antes dichos son los alimentos más adictivosque debes conocer y reducir en tu dieta para estar más sanos y en forma cada día.
Bibliografía consultada | Plos One, February 18, 2015DOI: 10.1371/journal.pone.0117959; Current Drug Abuse Reviews, Volume 4, Number 3, September 2011, pp. 146-162(17); Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, Volume 100, Issue 6, 2015; J. Nutr. March 2009, vol. 139 no. 3 623-628; y J. Agric. Food Chem., 2011, 59 (5), pp 1487–1490 y Spence Flavour 2015, 4:3, http://www.flavourjournal.com/content/4/1/3 

No hay comentarios:

Publicar un comentario