Booking.com

martes, 10 de mayo de 2016

Cuatro vitaminas y minerales que tus músculos necesitan

Para fortalecer y cuidar el funcionamiento de tus músculos, las proteínas son de gran importancia y ya hemos hablado de ello, sin embargo, también son determinantes algunos micronutrientes, por ello, hoy damos a conocer cuatro vitaminas y minerales que tus músculos necesitan.

Calcio
El calcio no sólo es un mineral de importancia para tener huesos y dientes sanos, sino también, está estrechamente vinculado a la función muscular, al ser necesario en cantidades adecuadas para la correcta contracción del músculo.

Dado que sin suficiente calcio la contracción- relajación de los músculos puede no ser adecuada, debemos garantizar su presencia en nuestra dieta si queremos prevenir la debilidad muscular, calambres y/o espasmos musculares.
Como todos sabemos, podemos obtener calcio mediante los lácteos, pescados azules, frutos secos, coles y semillas.

Vitamina D

Al igual que el calcio, esta vitamina puede hacer mucho más que favorecer el correcto desarrollo y mantenimiento de huesos y dientes, pues la vitamina D se ha vinculado a mayor fuerza, potencia y rendimiento físico.
Además, con su ingesta se ha observado que puede revertirse el deterioro muscular propio del paso del tiempo y también, que puede evitarse el exceso de grasa corporal y la disminución de la fuerza.
Asimismo, estudios han asociado el déficit de vitamina D a mayor infiltración grasa en músculo, por lo que, si queremos tener músculos fuertes y sanos, nada mejor que cuidar su ingesta o exponernos al sol, al menos unos 15 minutos cada día.

Vitamina C

Esta vitamina que podemos encontrar en variedad de frutas y verduras frescas no sólo es un gran nutricosmético sino que además, resulta un poderoso antioxidante.
Así, se ha vinculado a esta vitamina con un menor estrés oxidativo post ejercicio, momento en el cual los radicales libres del oxígeno suelen estar aumentados a causa del esfuerzo físico realizado.
Por ello, la vitamina C puede favorecer el cuidado de nuestro cuerpo y de los músculos en particular, al favorecer su recuperación y reducir el estrés tras el entrenamiento intenso.

Potasio

Al igual que el calcio, este mineral puede ser de gran ayuda para el correcto funcionamiento de nuestros músculos, pues sin su presencia el proceso de contracción y relajación muscular no es adecuado.
Por ello, la ingesta de potasio reduce el riesgo de sufrir calambres y debilidad muscular al mismo tiempo.
Además, este mineral contribuye al equilibrio hidroelectrolítico por lo que es necesario su ingesta tras esfuerzos físicos intensos que ocasionan su pérdida por sudor, con el objetivo de lograr una adecuada hidratación.
Como podemos ver, además de las calorías adecuadas y de las proporciones correctas de proteínas, hidratos y grasas, los micronutrientes son indispensables y estas cuatro vitaminas y minerales que nuestros músculos necesitan sobre todo.
Bibliografía consultada | Progress in Biophysics and Molecular Biology, Volume 18, 1968, Pages 123, Pages IN9, Pages 167-166-IN12-183; Am J Clin Nutr April 2002, vol. 75 no. 4 611-615; The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, Volume 95, Issue 4, http://press.endocrine.org/doi/abs/10.1210/jc.2009-2309#sthash.Ti9pO8O4.dpuf; The Journal of Phisiology, Volume 549, Issue 2, June 2003, Pages 645–652 

No hay comentarios:

Publicar un comentario