Booking.com

miércoles, 8 de junio de 2016

La playa, el lugar ideal para mejorar tu estética

No sólo para tomar el sol, recrearnos y entrenar sirve la playa a favor de nuestra forma física, sino también, sus características nos ayudarán tal como si estuviéramos en un spa o salón de belleza y por ello, la playa puede ser el lugar ideal para mejorar tu estética este verano.

El mar y sus beneficios
El agua de mar, rica en sales minerales y con un gran movimiento debido a su oleaje, puede ofrecer muchos beneficios a nuestro cuerpo, sobre todo, favoreciendo la circulación sanguínea.

La mayor irrigación y el movimiento del agua pueden beneficiar nuestra piel y contribuir a la tonicidad de la misma, así como también, el sólo hecho de sumergirse en el mar puede ayudar a tonificar los músculos.
Su baja temperatura y su riqueza en minerales funcionan como un perfecto antiinflamatorio que puede reducir dolores, relajarnos y beneficiarnos no sólo por fuera sino también por dentro.
Y si entramos al mar tras haber tomado el sol, el contraste calor- frío que sufriremos contraerá las arterias y venas favoreciendo la circulación y ayudando a revertir y prevenir arañitas, várices y celulitis.

La radiación solar natural, no sólo para broncearnos
El sol es otro de los elementos de la playa que nos ayudará a lucir y estar mejor, pero no sólo porque puede ofrecernos un moreno natural muy agradable, sino también por sus grandes beneficios.
La sudoración que provoca el calor al exponernos al sol y la humedad de la playa pueden beneficiar nuestra piel tal como lo haríamos en un sauna, pero además, tomar el sol provocará un efecto positivo sobre nuestro estado de ánimo al inducir la liberación de endorfinas.
También puede relajarnos y elevar nuestro autoestima mientras de igual forma, nos broncea y nos cuida por fuera.
La arena y su efecto exfoliante
Aunque puede ser totalmente molesto, el roce de la arena sobre nuestra piel resulta un perfecto y natural exfoliante con el que podremos eliminar células muertas.
Además, también puede incentivar la circulación sanguínea al producir un masaje en nuestro cuerpo con cada grano de arena que roza el mismo.
Y no debemos olvidar que la arena también contiene nutrientes del agua de mar que puede beneficiar nuestra piel y por ello, mejorar nuestra estética.

Para no olvidar
Como podemos ver, tanto el sol, como el mar y la arena de la playa convierten a la misma en un lugar ideal para mejorar nuestra estética, pero nunca debemos olvidar algunos cuidados básicos:
  • Utilizar protector solar y no exponerse al sol en horas de mayor radiación.
  • Beber líquido con frecuencia para hidratarnos correctamente y así, contribuir al cuidado del cuerpo tanto por dentro como por fuera.
  • Emplear gafas de sol para cuidar los ojos de posibles quemaduras por exposición a los rayos solares.
  • Alimentarse adecuadamente, con abundante cantidad de frutas y verduras así como con preparaciones ligeras que contribuyan a la hidratación y no nos carguen de calorías de mala calidad.
  • Ejercitarse y/o mantenerse activo para que todos los beneficios de la playa sobre la estética se acentúen y disfrutemos de un perfecto lugar de entrenamiento.
Como podemos ver, teniendo las precauciones adecuadas, la playa puede ser un salón de belleza perfecto del cual disfrutaremos mientras estamos de vacaciones.
Por ello, no dejes de aprovechar la playa para cuidar tu cuerpo y mejorar tu estética el próximo verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario