Booking.com

lunes, 22 de agosto de 2016

Las mejores máquinas para trabajar piernas en el gimnasio

Aunque no son imprescindibles, el uso de máquinas para entrenar es muy recomendable si estamos saliendo de una lesión o somos principiantes y queremos realizar un movimiento controlado. Pero también, con las máquinas podemos emplear grandes cargas para intensificar el trabajo de los músculos. Por eso, hoy mostramos las mejores máquinas para trabajar piernas en el gimnasio.

Las piernas poseen músculos de gran tamaño a los cuales podemos sacar gran provecho trabajándolos intensamente, y una buena alternativa es emplear las siguientes máquinas en el gimnasio:

Prensa de piernas
La prensa de piernas es una máquina en la que trabajaremos con toda la espalda apoyada y movilizaremos el peso seleccionado empujando una plataforma con nuestros pies.
Así, con esta máquina sólo solicitaremos el esfuerzo de las piernas pero dependiendo de la posición de los pies en la plataforma podremos incidir en una zona más que en otra.
Por ejemplo, podemos trabajar más gemelos y cuádriceps colocando los pies en la parte inferior de la plataforma, mientras que si los colocamos en la parte alta de la misma solicitaremos más los femorales. Asimismo, si dirigimos las puntas de los pies hacia afuera solicitaremos el esfuerzo de los aductores, ubicados en la cara interna de los muslos.
Una ventaja de esta máquina es que permite trabajar con grandes cargas y como la espalda permanece apoyada durante el movimiento, es recomendable para quienes tienen problemas lumbares al levantar demasiado peso.

Máquina de abductores/ aductores
Como su nombre lo indica esta máquina está específicamente diseñada para trabajar aductores (en la cara interna de las piernas) o abductores (en el lateral externo de los muslos).
Podremos trabajar con mayores cargas que con poleas por ejemplo, y ejecutaremos un movimiento guiado y controlado por la misma máquina, de allí la seguridad de su uso, ideal para quienes recién comienzan su entrenamiento de piernas.
Para sacarle mayor provecho a este movimiento, es recomendable ejecutar series largas en la máquina en cuestión.
Recordemos que apoyaremos las piernas por detrás de los cojines para trabajar aductores uniendo las rodillas en medio frente a nuestro cuerpo y para trabajar abductores, apoyaremos las rodillas en medio, adelante de los cojines, para empujar los mismos hacia los lados.

Máquina de femorales

Esta máquina es muy versátil y no suele faltar en ningún gimnasio, porque permite trabajar no sólo femorales y glúteos si nos colocamos tumbados boca abajo en la misma, sino también, podemos realizar aquí extensiones de rodillas.
Así, en esta máquina podremos realizar una flexión de piernas boca abajo para mover el peso con el esfuerzo de la parte posterior de las piernas, o bien, ejecutar extensiones de rodillas para concentrar todo el trabajo en los cuádriceps.
Es una máquina que aísla por completo los músculos antes dichos y por ello, puede ser de mucha utilidad cuando buscamos ganar fuerza y mover grandes cargas con nuestras piernas.

Máquinas para elevación de talones

Para trabajar concretamente los gemelos usando cargas añadidas, podemos encontrar una máquina que usaremos de pie, colocando los hombros debajo de unos cojines y desde allí, realizando la elevación de talones para movilizar además del peso de nuestro cuerpo, el colocado en la máquina, o bien, podemos trabajar gemelos sentados.
En la máquina específica para realizar elevaciones de talones sentados, debemos colocar el peso por sobre las rodillas, que empujarán unos cojines con la carga por encima, mientras trabajamos los gemelos intensamente.

Polea baja

Con la máquina de polea baja podemos realizar diferentes ejercicios, sujetando la misma a los talones, pues de lado y llevando la pierna hacia afuera o hacia adentro del cuerpo por delante del mismo, trabajaremos abductores y aductores, respectivamente.
Asimismo, podemos realizar curl de piernas de pie, llevando el talón a los glúteos mediante la flexión de las rodillas para trabajar isquiotibiales y glúteos.
En poleas, el trabajo debemos controlarlo nosotros, por lo que la intensidad puede ser superior para nuestro cuerpo con respecto a otras máquinas en que el recorrido es totalmente guiado. No obstante, es una excelente alternativa para ejercitar las piernas en el gimnasio.
Como podemos ver, no son pocas las alternativas de máquinas para trabajar nuestras piernas en el gimnasio y fortalecer cada músculo de las mismas.
Y vosotros, ¿han usado estás máquinas para entrenar las piernas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario