Booking.com

miércoles, 22 de febrero de 2017

¿Comes fuera de casa? Considera estos siete consejos

Si por cuestiones de trabajo o lejanía de tu casa al momento de comer te toca realizar una o más comidas fuera de casa, te recomendamos considerar estos siete consejos que te ayudarán a escoger la mejor alternativa para cuidar la salud y lograr un cuerpo en forma al momento de comer en un restaurante.

No te fíes de las ensaladas

Muchos alimentos no son lo que parecen y las ensaladas no siempre son preparaciones ligeras, sino que pueden esconder muchas más calorías, grasas, azúcar y sodio del que imaginamos.

De hecho, hay ensaladas que tienen más calorías que una hamburguesa debido a que poseen salsas, alimentos fritos u otros ingredientes que incrementan el aporte calórico y reducen la calidad nutricional de la misma.
Por eso, al momento de escoger qué comer con el objetivo de obtener buenos nutrientes o no colmarnos de calorías, no debemos fiarnos de las ensaladas, pues si bien pueden ser excelentes alternativas, no todas las opciones son apropiadas.

Pescado: no siempre la mejor opción

En nuestra dieta debemos incluir al menos dos o tres veces a la semana pescado para obtener buenas proteínas y grasas de calidad que benefician el cuerpo por dentro y por fuera, sin embargo, el pescado no siempre es la mejor opción en un restaurante.
Dado que el pescado suele tener un suave sabor, con frecuencia se acentúan sus características que despiertan el apetito y agradan al paladar adicionando salsas con grasas, sodio y/o azúcar o bien, con métodos de cocción que adicionan grasas y calorías como la fritura.
Por ello, si eliges pescado supervisa bien cómo se cocina y considera los demás ingredientes que acompañan el plato, pues el pescado en un restaurante no siempre es la mejor opción.

Elige restaurantes que informen calorías

Los restaurantes que han analizado las calorías que llevan sus platos para declararlas posteriormente en el menú, suelen tener preparaciones más saludables según ha concluido un estudio.
Y aunque no debemos dejar de mirar la calidad de los nutrientes, la cantidad de calorías puede ser un buen paso para cuidar la primera, por ello, elegir para comer fuera de casa aquellos restaurantes que informan las calorías de sus menús puede ser una excelente alternativa para comenzar a cuidar la dieta.

Evita los fast food

Los comercios de comida rápida ofrecen alimentos de fácil preparación y muy pocos de ellos destacan por su calidad nutricional, pero lo peor es la forma en que nos animan a comer.
En un fast food como su nombre lo indica todo es rápido, el lugar suele ser ruidoso, comemos con muchas distracciones y de forma acelerada lo cual nos impide tomar conciencia de lo que ingerimos y ello, puede reducir la posibilidad de saciar nuestro apetito y/o estimularnos a comer más y más.
Por ello, evitar los fast food no sólo por la comida sino también por la forma en que comemos en ellos es clave si buscas mejorar la dieta comiendo fuera de casa.

La comida casera no es de fiar

Cocinar y comer en casa es lo más aconsejable al momento de mejorar la calidad de la dieta y proteger la salud con la misma, por eso, muchos restaurantes fomentan sus ventas denominando a sus platos como "comida casera".
No obstante, la comida de restaurante nunca tiene iguales nutrientes ni se cocina de igual forma que la que elaboramos en casa. Incluso los restaurantes que no son fast food tienen platos colmados de calorías, según ha comprobado una investigación, por lo tanto, la comida que se vende como "casera" en restaurantes no es de fiar.
Si compras comida a una persona en particular y no a un gran comercio que vende comida, es probable que consigas comida casera con mejores cualidades que las que promocionan en grandes restaurantes, donde los intentos de incrementar la rentabilidad y facilitar los procesos masivos perjudican la calidad de los platos.

Escoge preparaciones simples

Si al momento de decidir que comer escogemos platos simples, sin gran variedad de ingredientes ni complejos procesos de cocción, de seguro estaremos ahorrando calorías o al menos, podremos saber un poco más acerca de lo que está ingresando a nuestro cuerpo.
Si optamos por pollo a la plancha con patatas asadas de seguro sabremos más acerca de lo que comemos que si escogemos un pastel salado de vegetales y carne, por eso, siempre es recomendable elegir preparaciones sencillas para comer fuera de casa con una calidad nutricional asegurada.

No pierdas de vista las raciones

Muchos restaurantes tienen grandes porciones de alimentos y dado que tendemos a comer todo lo que se nos sirve, siempre es bueno evitar el sobreconsumo preguntando con antelación acerca del tamaño de las raciones.
Es decir, si vamos a pedir una lasaña por ejemplo, siempre es mejor preguntar si la ración es grande y de ser posible, pedir media ración o pedir una porción para compartir si estamos acompañados al momento de comer.
Así, podremos controlar también la cantidad de alimentos consumidos en un restaurante.
Con estos siete consejos podrás mejorar la calidad y cantidad de tu alimentación comiendo fuera de casa con el objetivo de proteger la salud y cuidar la forma física.
Bibliografía consultada | Health Aff November 2015 vol. 34 no. 11 1877-1884 y Journal of the American Academy of Nutrition and Dietetics, January 20, 2016, DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.jand.2015.11.009. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario